Sara,las fiestas del pitic y la uní 

Día de publicación: 2020-01-10
Por: Marcelo Beyliss

QUE SE CANCELEN LAS FIESTAS DEL PITIC para tapar baches de las calles de Hermosillo suena descabellado o a una grilla muy buena.

Pero, para qué tanto brinco estando el suelo tan parejo.

Pienso que hay que tomarlo así, como una buena estrategia de alguien para ponerle agenda al “morenista” Ayuntamiento de Célida López Cárdenas.

Deben escucharse a los que se pronuncian a favor de que se ahorren esos 14 millones de pesos que se destinan a las Fiestas del Pitic para comprar asfalto y/o concreto para poder tapar unos pocos de tantísimos hoyos que hay en la ciudad.

También debe analizarse la explicación de la Presidenta Municipal, quien sostiene que esos recursos deben destinarse al tradicional festival.

 

 

PERO, INSISTO, NO hay que tomárselo tan a pecho. Recuerdo que en los tiempos de la Alcaldesa, María Dolores del Río le exigían que mejor abasteciera de agua en vez de organizar las Fiestas del Pitic.

Al ex Gobernador, Eduardo Bours Castelo, un grupo de radioescuchas hablaba un día sí y al otro también a los matutinos para solicitar que cancelara tal o cual cabalgata por el tema de la inseguridad.

A Guillermo Padrés los “malnacidos” le fueron a tratar de boicotear la Serie del Caribe. A ese sí le metieron tremendo miedo que no se paró un solo día por el evento.

Así que no hay que espantarse. Seguramente habrá más expresiones por el tema de los baches y con toda justificación. Las condiciones de las calles son pésimas en general, aunque haya un intenso trabajo de bacheo.

El tema da y el Ayuntamiento y la oposición a la 4T deben saberlo bien, por ello deben estarse preparando para más.

 

 

DESDE EL KIOSKO

 

 

Se empeña –y lo hace muy bien- la Alcaldesa de Guaymas, Sara Valle Dessens en quedar mal con el Presidente de la República y líder de la 4T, Andrés Manuel López Obrador. Justo a un par de días que pise tierras sonorenses el tabasqueño, en Guaymas se desata un escándalo porque la Presidenta Municipal manda pavimentar la calle frente a su casa.

 

“Austeridad republicana” también llegó a la Universidad de Sonora, con la reducción de grupos. De acuerdo al líder del STAUS, Sergio Barraza, esa fue la orden de Rectoría, pero los estudiantes se han quedado sin clases.

Ir arriba