La estrategia trata de repartir la culpa. 

Día de publicación: 2019-12-03
Por: Redaccion

EN HERMOSILLO DECENAS DE personas se han dado a la tarea de tapar o advertir sobre la presencia de baches. Con llantas, mesas, sillas, árboles y cualquier objeto que tienen a la mano. Todo por el bien de los demás.


En alguna colonia de la capital sonorense alguien tuvo la idea de colocar un planta adornada como arbolito de navidad con la leyenda “Feliz Navidad Célida López”.

La crisis por los baches la tenemos en la capital sonorense desde mediados de la administración de Manuel Ignacio Acosta, quien a su vez tuvo que lidiar con otra situación caótica que le heredó su antecesor. Y así.

Las recientes lluvias agudizaron la crisis de los baches. No hay calle que se salve.

Al Gobierno de López Cárdenas no le han faltado las críticas por lo intransitable que se encuentran las calles. Es quien encabeza el Ayuntamiento, es normal que sea el blanco de los señalamientos.

Pero parece que la Alcaldesa ya no aguantó que en los últimos tres días hayan subido de intensidad los señalamientos y buscó quien la acompaña al baile.

Escogió, primero, al Partido Acción Nacional, a cuyo dirigente estatal, Ernesto Munro le pidió que pasara a pagar lo que debe por predial.

Luego, ante la incapacidad de tener la ciudad transitable (y al no ser suficiente compartir la responsabilidad con el PAN) se fue contra el Gobierno del Estado, de quien dijo que tiene un adeudo por 90 millones de pesos por predial y agua.

De la Secretaría de Hacienda que encabeza Raúl Navarro Gallegos le respondieron que no son esos 90 millones; que sí hay un adeudo por unos 5 millones, pero que con lo que Ayuntamiento le debe las arcas estatales por otros conceptos, como la operación del Acueducto independencia, quedan tablas.

Seguramente alguien le asesoró a López Cárdenas que compartiera responsabilidad, como estrategia mediática. Lo hizo con el PAN y hasta cierto punto no le fue mal; pero ahora sí le reviraron de manera contundente.

 

PERO LA DECLARACIÓN de Célida López en horario estelar matutino en televisión (con el buen amigo y colega Edgar Molina) denota no solo una intensión de querer compartir culpas.

Parece que hay un distanciamiento con el Palacio de Gobierno, por ejemplo, no estuvo en el recorrido por el ejido San Luis, afectado por las abundantes lluvias de la semana pasada.

Y no sería nada extraño. En la historia de las relaciones Gobernador y Presidente Municipal de Hermosillo ha sido una característica las fricciones entre ellos.

Muy conocida fue la animadversión entre la administración de Manlio Fabio Beltrones con el Ayuntamiento de Guatimóc Iberri; en tiempos de Armando López Nogales con el panista Jorge Valencia hubo un episodio en especial, cuando “se le botó la catota” al edil capitalino, pero con Pancho Búrquez el agarre fue muy fuerte; o lo lastimada que quedó la de Eduardo Bours con Ernesto Gándara; y el distanciamiento entre Guillermo Padrés y Alejandro López Caballero.

 

DESDE EL KIOSKO

 

Este martes se conmemora el Día Internacional de las Personas con Discapacidad. En Sonora el 5.8 por ciento de la población tiene algún tipo de discapacidad, es decir 177 mil 967 personas.

 

Ir arriba