"No hay manera de describir cómo se siente esto". 

Día de publicación: 2019-11-29
Por: Redaccion

Luis Noel Payán, padre del joven lesionado, vive una pesadilla tras el accidente de su hijo.

Luis Fernando, el menor de 16 de años de edad, se dirigía a su hogar después de la escuela como cada día, pero al pasar por el cruce de las calles Doctor Noriega y Guerrero, la explosión de un transformador jaló su cuerpo directo al fuego, hecho que cambió su vida y la de sus padres en un instante.

"Yo nunca pensé que iba a pasar esto, pues nadie, creo, hasta que pasa lo asimilas. Nosotros ni siquiera sabíamos nada, la niña que estaba con él le habló a los amigos de la cerrada donde vivimos y fueron ellos los que nos avisaron", explicó el padre.


Payán y su esposa Beatriz pasaron la noche en vela en la sala de urgencias del Hospital General del Estado. Ayer por la noche el menor fue trasladado al hospital Shriners de Sacramento, California.

cual entró a terapia intensiva por las quemaduras que sufrió en el 20% del cuerpo, siendo el rostro el más afectado.

"Ahorita se encuentra estable pero esta delicado, es lo que dicen, no comentan nada más. Tiene toda la cara quemada, parte de la pierna y el brazo; sigue entubado y lo que nos han dicho es que va a ocupar terapia mucho tiempo, no sé si toda la vida, pero tendrá que tener cuidados especiales", detalló.
Esperan traslado de Luis

"Ahorita no sé si me darán la visa, pero me pidieron unos papeles del niño y mi esposa. Ocupamos que nos den esa ayuda para que la atención sea mejor para él, porque queremos la VISA para los tres, es el apoyo que yo quiero que la Gobernadora me haga el favor de conseguir, queremos que él sea atendido con lo mejor y poder estar nosotros a su lado", expresó con ojos llorosos.
Al cuestionársele si han recibido algún apoyo o ayuda por parte de la Comisión Federal de Electricidad, el padre negó y aseguró que la empresa no se ha comunicado con ellos para hacerse responsable de lo que sucedió.

Pide madre apoyo y justicia para su hijo herido

"Necesitamos que alguien se haga responsable y nos apoyen porque nadie se ha acercado, sólo la institución de los niños quemados", expresó Beatriz Pérez, madre del Luisque resultó lesionado en la explosión del registro de la CFE.

Tras el accidente, Beatriz, exige justicia para su hijo y pide apoyo a la Gobernadora.

"Estamos a un paso de irnos, pero yo quisiera que le otorguen un permiso a mi esposo y que alguien responda con gastos porque para él no hay gastos, más que para mamá e hijo, nada más y mi hijo nos necesita a ambos.

"Los únicos que se acercaron fueron los del Hospital Shriners, ellos son los que me apoyaron en ese aspecto", comentó Beatriz Pérez.

Indicó que acudió una representante de CFE, pero realizar una carta en la que responsabilizara a la empresa de cualquier daño físico y moral hacia el niño.

"Pero fue todo, me dijo que anoche la iba a mandar a México y que entre hoy y mañana me iba a tener respuesta".

Se solicitó ayer por la noche su versión a la CFE, pero no se obtuvo respuesta.




Fuente :Imparcial 

Ir arriba