Otro México seguro y en paz es posible: secretario Alfonso Durazo. 

Día de publicación: 2019-10-31
Por: Redaccion

Al comparecer ante diputados de la LXIV Legislatura sobre los hechos ocurridos en Culiacán, Sinaloa, el secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo, aseguró que “otro México seguro y en paz es posible.

Ahora hay inseguridad y eso no es ninguna sorpresa, pero también hay confianza en el gobierno del presidente López Obrador de que entregaremos en 2024 un país con tranquilidad y en paz”.

Al destacar que la seguridad es una labor de Estado que involucra a todas las instituciones e implica seriedad, corresponsabilidad y una visión de largo plazo, el titular de la SSPC subrayó que “nuestra meta suprema debe ser conformar un modelo de orden social en el que por su equidad y eficiencia, se asegure que las causas que originan al crimen, sean abolidas”.

Reiteró que en el caso de Culiacán lo que pudo haberse convertido en un episodio de guerra y derramamiento de sangre inocente se resolvió privilegiando la paz pública. En este contexto detalló que es imperativo “combatir a quienes vulneran a México, privilegiando en todo momento el uso de la inteligencia sobre la fuerza, así como trabajar sin descanso, para ofrecer a la gente un modo honesto de subsistencia para que nadie se vea obligado a delinquir por falta de oportunidades”.

El secretario Alfonso Durazo puntualizó que “en el debate nacional se enfrentan dos visiones distintas; las de quienes quieren combatir a la delincuencia organizada a toda costa, caiga quien caiga, y la de aquellos que pensamos que ya fue suficiente el derramamiento de sangre que desde hace años padecemos y que consideramos que mientras no se ataquen a plenitud las causas que generan la violencia, la inseguridad, seguirán presentes”.

El titular de la SSPC aseveró que “el Gobierno de México instrumenta a diario una estrategia de seguridad completa y eficiente que está rindiendo frutos paulatinamente, pero los niveles de violencia que conocemos en nuestro país, no tienen su origen exclusivamente en las deficiencias de los aparatos y las políticas de seguridad; expresan en realidad la suma de todas las fallas estructurales de nuestro modelo político, económico y social”.

Finalmente el responsable de la seguridad pública en el país insistió en que “de lo que puede estar completamente segura esta soberanía, es que invariablemente responderemos con todo el peso de la ley al desafío de la criminalidad. Es nuestra obligación y nuestro compromiso indeclinable”.

Ir arriba